fbpx
ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Ya son 19 las escuelas con las clases suspendidas

Por la falta de gas, luz y agua, son cada vez más los establecimientos que no pueden dictar clases. A esta cifra se le suman otros tantos colegios y jardines con jornadas horarias reducidas o rotación de cursos.

Son 19 las instituciones escolares del municipio de General Pueyrredón que debieron dejar de dictar clases por el frío. La falta de las obras de gas, luz y agua se acrecientan, las temperaturas bajan, y el Consejo Escolar no da solución.

Son jardines, primarias, secundarias, y establecimientos con jornadas vespertinas en donde ya no pueden concurrir a clases por la falta de calefacción. Las problemáticas van desde obras licitadas y no llevadas a cabo, medidores que no están, y calefactores en mal estado, hasta falta de vidrios en las ventanas.

En este marco, dialogó en «Las Cartas Sobre La Mesa», Muriel Badillos, vicepresidenta del centro de estudiantes de la Escuela Piloto de la ciudad, donde los directivos decidieron cancelar las clases luego de semanas con los horarios de jornadas reducidos a causa de las bajas temperaturas.

La alumna de quinto año de la escuela hizo hincapié en los problemas que enfrentan como institución a la hora de concurrir al establecimiento. Ya habían tomado medidas para ser escuchados por el Consejo Escolar, que luego del «frazadazo» llevado a cabo hace un mes, los recibió.

La respuesta que obtuvieron fue que carecían de calefacción por la ruptura de tres calderas. «Licitaron algunas de las obras, pero nunca comenzaron», contó Muriel y agregó que son procesos muy largos que tendrían que haber empezado a comienzos del ciclo lectivo.

Ahora no solo carecen de gas y calefacción, sino que se sumaron problemas con la luz y el agua. «Nosotros, como centro de estudiantes, presionamos y realizamos actividades para que se visibilice todo esto que nos está pasando», aseguró la alumna.

Asimismo contó que el 10 del corriente mes tendrán una reunión con el Consejo Escolar y «de ahí vamos a ver cómo proseguimos». En cuanto a otras medidas a tomar dijo: «No podemos hacer mucho más porque ni siquiera vamos al colegio». «Nos están vulnerando los derechos», concluyó.

Imagen del autor

Chiara Grassi

gchiaa@gmail.com