ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Twitter: entre enlaces y tendencias automatizadas

Compartir enlaces e incluso comentar “hashtags” (uso del numeral) y comentarios que se vuelven “trending topic”
(lo más comentado en el momento o tendencias actuales) en Twitter es una costumbre de los grandes medios para
dar mayor visibilidad a sus noticias y reportajes, aunque quizá lo que no sabías es que la mayoría de estos tweets son automáticos realizados por distintos programas.

Un estudio llevado a cabo por el Pew Research Center ha descubierto el 66% de los mensajes que contienen links a sitios de información, deporte o entretenimiento son publicados por “bots”, que son las cuentas automáticas que desempeñan un gran papel en difundir información, verdadera o falsa, en Twitter. Son fáciles de identificar, por ejemplo, llevan un falso perfil respecto de alguna persona que exista o no, no completar su información y que quede en blanco o repetir muchas tendencias y enlaces seguidos para determinados seguidores.

El Pew Research Center ha logrado analizar una muestra de 1.220.015 tweets publicados entre finales de julio a mediados de septiembre del año pasado, y que hacían referencia a 2315 páginas webs, en la cual se ha creado una telaraña de categorías que versan sobre páginas de adultos, deportivas, comerciales, de noticias, espectáculos, grupos u organizaciones o enlaces de la propia Twitter. El 90% de los tuits son de contenido que dirigen hacía sitios obscenos populares, seguidos de contenido deportivo.

El objetivo principal de los “Bots” es: en base a los enlaces, cuanto más se comparta, más impacto tendrá la noticia y mejor imagen dará el medio ante su audiencia, anunciantes e inversores, con el fin de que algún usuario caiga en la trampa. Respecto a las tendencias, que se puedan mantener entre las más comentadas del momento. También, dichos programas han sido acusados de difundir informaciones falsas en la red social en las últimas grandes convocatorias electorales, especialmente en las presidenciales estadounidenses de 2016.

Esta es una práctica que se va a intentar luchar desde Twitter, y que también otras redes sociales, como Facebook, siguen muy de cerca, aunque ya estaríamos hablando de la publicidad creada por la red social y no una cuenta falsa que publica contenido repetitivo muy seguido.