ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Represión en Neuquén: La cara visible de un intenso conflicto

Tras la intervención policial que dejó varios trabajadores heridos durante el último jueves, el corresponsal de Radio Eter, Pablo Orejas, brindó detalles sobre la problemática que involucra a ATE. Pese a esto, dijo desconocer la existencia de heridos por balas de plomo.

“La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) está en disputa con el gobierno provincial”, aclaró el periodista Pablo Orejas durante el programa “Por el Borde”, y añadió que “tras lo ocurrido el jueves, tomaron las dos calles del hospital donde están los heridos y no permiten que entre material de uso, por eso el director del nosocomio dice que las 150 personas están en riesgo de vida. Se tomó de rehén a gente internada, eligieron ese lugar para visibilizar mejor su reclamo”, precisó.

La cantidad de heridos en la reprimenda superó los 70 y se conoció una versión que indicaba la existencia de cartuchos de balas de plomo. El corresponsal de Radio Eter en Neuquén no confirmó este dato, pero hizo hincapié en el contexto de lo sucedido: “El conflicto se extendió en la ciudad, mas de mil personas se pusieron a pelear con piedras y balas de goma. Hay un fuerte avance de la privatización en materia de salud, y existe un conflicto muy grande con el tema de los medicamentos. Es difícil, hoy en día, tener una buena atención en caso de enfermarse”, indicó.

“Más allá de que el reclamo es justo, a veces la metodología no es correcta ni está dentro del sentido común, aquí las partes se pelean como chicos de jardín de infantes y esto ahora pasó a mayores. Hay diálogo pero no se ponen de acuerdo”, expresó Orejas.

Asimismo, el periodista también manifestó que “la gente de la empresa tiene tercerizado el servicio de limpieza y los manifestantes solicitaban que pasara a tareas del Estado. Con la reforma laboral, a los empleados lo que más les preocupa es la precarización. Tomaron la empresa y vino el juez provincial, que dispuso el desalojo. Allí fue cuando intervino la policía”.

En último término, Pablo Orejas señaló que “será muy difícil que el gobierno de la provincia y el sindicato se pongan de acuerdo, porque la tercerización viene desde la década del 90 y solucionar eso cuando desde arriba amenazan con no mandar plata, da cuenta de que están contra la pared. A veces eso termina con hechos de violencia como el que presenciamos”, concluyó.

 

Foto ilustrativa