fbpx
ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Postergan el veredicto para la mujer detenida por besar a su esposa

La sentencia a Mariana Gómez, procesada por “resistencia a la autoridad y lesiones”, se conocerá el próximo viernes al mediodía. La fecha coincidirá con el Día Internacional del Orgullo Gay.

En comunicación con «Resentido Común», Rocio Girat habló un poco más acerca de la violenta situación que vivieron hace dos años y cómo avanza el veredicto al respecto, que fue postergado para el viernes 28 de junio por la jueza Marta Yungano, a causa del ruido de los bombos en apoyo a la acusada

Si bien Gómez está imputada por fumar en un lugar no permitido, ellas sostienen que las acusan a ambas por besarse. Al momento de defender esta idea, la entrevistada dijo:

«En el lugar había mucha gente más fumando. A las únicas personas a las que se le acercan por eso es a nosotras. La única pareja visible de lesbianas que estaba ahí. Hace una hora que nos estaban mirando el policía y el personal de metrovías (cosa que declararon ellos mismos en el juicio) mientras hablábamos y nos besábamos. Luego de eso se acercaron a agredir.»

Sobre la violencia que vivieron en la escena por parte del personal policial, Rocio detalló que a Mariana la empujaron y la trataron de pibe. «Eramos dos mujeres haciendo lo mismo. Fumando y besándose en el mismo lugar. Sin embargo la justicia actuó de diferente manera con las dos. Marian tuvo que demostrar todo el tiempo que era mujer, y como el policía no estaba convencido directamente fue y le tocó los pechos«.

Pero la violencia no fue únicamente de los policías, en la misma causa la fiscal violaba la Ley de Identidad de Genero (que especifica uno es como se auto-percibe) a la hora de tratar con Mariana. «En todas las instancias del juicio Marian siempre fue ‘el imputado’. En los papeles figura como ‘el imputado’. Y ayer sin ir más lejos la fiscal se refería a ella como ‘Mariano el imputado’. Si un agente del Estado no puede lograr respetar una ley que está  vigente, te condiciona toda la situación como viene» expresó Girat.

El 2 de octubre de 2017, Mariana Gómez y Rocio Girat estaban bajo el domo que se encuentra frente a Constitución. Girat contó que ella y su esposa “estaban tranquilas”, conversando y fumando, cuando un empleado de Metrovías (José María Pérez) se acercó a Gómez para pedirle que dejara de fumar. Cuando la acusada respondió que no había cartelería que indicara que estaba prohibido fumar en ese espacio –y que había otras personas fumando en el lugar–, Pérez llamó a un oficial de la Policía de la Ciudad, Jonatan Maximiliano Rojo, quien le dijo a Gómez, “che pibe, apagá el cigarrillo”.

La fiscal pide para Mariana una condena de 2 años. 2 años por besar a su novia en una estación ¿Cuántas parejas lo hacen a diario? ¿Y a cuántas las detiene la policía? ¿Cuántas causas judiciales hay abiertas donde la acusación es ser lesbiana?

Escuchá la entrevista completa con Rocio Girat:

Imagen del autor

Victoria Yáñez

vickyyanez29@gmail.com