ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Organizaciones acampan frente a la Municipalidad por falta de pagos

Distintas organizaciones sociales y cooperativas llevan dos días de acampe en la intersección de Yrigoyen y Luro en reclamo por la falta de fondos para la construcción de viviendas en el barrio Santa Rosa del Mar.

Al día de hoy, la protesta está encabezada por: la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), Barrios de Pie, Los sin Techo, el MTE (Movimiento de Trabajadores excluidos), Seamos Libres y Atahualpa. Algunos referentes se encuentran por estas horas negociando con representantes del Municipio, mientras en la calle se realizan ollas populares.

En diálogo con Radio Éter, Daniel, integrante de la CTEP, profundizó sobre las causas del reclamo: “En la última reunión que tuvimos, nos transmitieron que se enteraron de que la Municipalidad no había mandado a Buenos Aires los correspondientes certificados para que el Ministerio del Interior desembolsara los fondos para pagarnos y continuar con las obras”, explicó.

El proyecto de las viviendas implica la construcción de 56 hogares en el barrio Santa Rosa del Mar. En este sentido, Daniel señaló que Barrios de Pie lleva 45 días sin recibir el pago correspondiente, mientras que a la CTEP se le tendría que haber pagado hoy.

Por otro lado, otras demandas se desprenden del acampe. Entre ellas, se destaca el retraso en la liberación de los terrenos. “En el caso de la CTEP, como no se ha aprobado el presupuesto del Partido de General Pueyrredón, el Envial no nos puede dar las tierras para continuar con la construcción de viviendas. Estamos a media máquina”, aseguró el cooperativista.

Además, el manifestante denunció que el trabajo con el Municipio ha disminuido desde la asunción de Arroyo. Las organizaciones que encabezan el reclamo habitualmente se dedican a “la limpieza de arroyos, la colocación de sanitarios y construcción de redes cloacales en las escuelas y el acondicionamiento de hogares”.

Según Daniel, esta situación se debe a la falta de interés de las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Productivo y al desfinanciamiento. “Evidentemente, hay una falta de gestión. No tenemos un interlocutor válido, no sabemos a quién creerle”, concluyó.