ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Dominic Thiem se consagró en la mejor edición del Argentina Open

En la previa del certamen porteño se aguardaba por la presencia del actual número 3 del mundo y reciente finalista en el Abierto de Australia, Marin Cilic. Pese a la baja del croata por lesión aunque se deduce que fue por precaución teniendo en cuenta que ya está en Río de Janeiro, el torneo no perdió atracción y se transformó en el año con más espectadores del último lustro. Para ser exactos, 44.922 personas asistieron al Buenos Aires Lawn Tennis Club desde el sábado 10 al domingo 18.

Por Juan Ignacio Días Negro

El domingo debido al gran calor que sufrió Capital Federal, el Court Guillermo Vilas no estuvo completo sumado a que tampoco había un argentino en la definición por el título. El último tenista albiceleste en levantar el trofeo fue David Nalbandián en 2008.

El día tenístico comenzó a las 12 cuando se dieron cita en el estadio principal la dupla argentina Andrés Molteni y Horacio Zeballos ante los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah. Con una temperatura agobiante, ambas raquetas nacionales demostraron una mejor adaptación al factor climático y a la velocidad de la superficie . Gracias a dichos factores, se impusieron por 6-3, 5-7 y (10-3) logrando la consagración en el ATP de Buenos Aires y su segundo trofeo en igual cantidad de torneos disputados como pareja.

Más tarde y con 38°C de sensación térmica sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se dio inicio a la esperada final de singles entre Dominic Thiem y Aljaz Bedene.

Indudablemente, el factor climático condicionó el desarrollo del juego y, fundamentalmente, el ánimo de las personas en las tribunas. “¡Hacelo a la noche Jaite!” o “¡Terminalo Dominic que nos vamos a la pile!” fueron algunos de los comentarios que se escucharon de los valientes y fieles amantes del tenis presentes en la final. Dentro del rectángulo naranja de juego, el virtuosismo, la técnica, potencia y agresividad del 6° tenista del planeta prevalecieron sin objeciones ante el planteo deshinibido del esloveno. El 6-2 y 6-4 del resultado final retrata la diferencia entre ambos jugadores durante el encuentro y la concreción del noveno título para el joven austríaco de apenas 24 años.

Punto final para la 18a  edición del Argentina Open, uno de los mejores ATP 250 del circuito que aspira a una renovación con la llegada del grupo Tennium y comenzó con el pie derecho en esta edición. Será una decisión a reconsiderar el horario de la final que empañó el fin de fiesta deseado. No obstante, el ATP de Buenos Aires goza de buena salud y pese a la compleja situación económica del país, Martín Jaite, director del torneo, garantizó: “Iremos por la 19a edición el año próximo”.

 

Por Juan Ignacio Días Negro