fbpx
ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

«Con frío no se puede ni enseñar ni aprender»

La seccional municipal de SUTEBA labró un comunicado que exige al Consejo Escolar la regularización de las obras de gas en los establecimientos educativos.

Bajo el lema «Con frío no se puede ni enseñar, ni aprender«, los docentes de General Pueyrredón afiliados a SUTEBA difundieron un comunicado que explicita las falencias edilicias en las escuelas: «No es saludable para nadie permanecer en el edificio si no está calefaccionado».

En este marco, «Resentido Común» se comunicó con la secretaria general del gremio, Susana Aranguren, quien brindó un panorama aun más amplio de lo que sucede en las escuelas públicas dependientes a la provincia.

Desde el inicio del ciclo lectivo rectifican, tanto docentes como alumnos, los pedidos de regulación de las obras de gas al Consejo Escolar. Las clases se dictan en escuelas sin calefacción con temperaturas que ya rozan los grados bajo cero.

Susana Aranguren contó que el comunicado presentado ayer por SUTEBA «se está replicando en varias seccionales», puesto que también éste recuerda que: «La facultad de suspensión de clases o la reducción horaria es de los directivos de cada establecimiento».

Hacer una generalización en cuanto al estado de las escuelas en el municipio no es posible. La docente exhibió un abanico muy amplio: «Hay escuelas sin calefacción, algunas todavía sin medidor de gas. Hay algunas con las tareas potencialmente iniciadas, y otras en las que camuzzi retiró los medidores».

«El comunicado manifiesta el temor de aplicar algo que es normativo: el director es quien tiene la facultad de decidir, en casos así, cómo se dan las clases en su escuela», remarcó Susana Aranguren, e hizo hincapié en que no es solo la problemática del gas la que azota a los establecimientos. La sumatoria de falencias cuenta también con la falta de cupos y presupuesto para comedores escolares y sostuvo que «ni los chicos ni los profesores pueden estar en una escuela donde no hay calefacción, donde no tienen ni para calentar agua y se les da un sánguche frío para pasar el día».

La entrevista completa:

Imagen del autor

Chiara Grassi

gchiaa@gmail.com