fbpx
ETER

Toda la comunicación pasa por ETER

Cómo funciona el “0800 pro-vida” presentado en el Senado

Radio Éter entrevistó a Evelyn Rodriguez de Fundación Vida en Familia, institución que gestiona este proyecto, sobre el funcionamiento de la Red de Acompañamiento a la Embarazada Vulnerable.

El pasado miércoles se presentó en la Cámara Alta de la Provincia de Buenos Aires un ‘0800 provida’ como iniciativa de sectores religiosos que se oponen al aborto legal, seguro y gratuito y que tiene como objetivo brindar contención a personas que atraviesan un embarazo vulnerable.

“Esta Red de acompañamiento no ha nacido de ninguna teoría, sino de nuestra propia historia familiar. Nuestra función es acompañar a toda mujer que por alguna situación está atravesando un embarazo que es inesperado, por la razón que sea, de repente se encuentra embarazada y está en esa disyuntiva de qué hacer. Si en su deseo está continuar con el embarazo a pesar de las limitaciones que tenga, nosotros estamos a disposición para acompañarlas” sostuvo la presidenta de la fundación.

Respecto a la conformación de este proyecto contó que son “màs de 250 instituciones en todo el país. Nuestra experiencia nos muestra que la mujer que es acompañada, en un porcentaje muy alto continúa su embarazo. Lo que hacemos es ofrecerle, la persona decide, nosotros hacemos esta propuesta”.

– ¿Qué pasa cuando una embarazada vulnerable se comunica y plantea que no quiere continuar con su embarazo? ¿Cómo se la asesora?

– «Nosotros respetamos la decisión de cada persona, cada cual es responsable de sus actos y lo que quiere para su vida. Nosotros ofrecemos acompañamiento a la mujer que desea continuar hasta el alumbramiento. Así se planteó este proyecto a Nación, en estas etapas, y luego en su decisión, si puede criarlo o si la mujer decide darlo en adopción por la razón que sea».

Se le consultó a Rodríguez sobre la exclusión que ejerce este proyecto para aquellas personas que no deseen continuar con la gestación y argumentó que “en nuestro país el aborto no es legal, quiere decir que lo que vamos a propiciar nosotros siempre es la vida. Cada persona es responsable de lo que quiera hacer con su vida. Lo que nosotros podemos ofrecer es una propuesta a toda mujer que está atravesando un embarazo inesperado y quiere continuarlo.”

Agregó que “lo primero que hacen las telefonistas es escucharlas, hacerlas sentir queridas, amadas y que su vidas son muy valiosas. Recepcionamos el pedido de ayuda, contenemos a la persona en lo inicial. A todas les decimos este mensaje importante tu vida es muy valiosa y nosotros estamos para acompañarte. Mientras vamos hablando asentamos sus datos, sabemos lo que cada Institución puede proveer en cada provincia y nos ponemos en contacto con ellas”.

El proyecto es impulsado por sectores religiosos, por lo que se le consultó a la directora de la red qué implicancia tiene lo “espiritual” y qué tipo de capacitación en ámbitos psicológicos, médicos y jurídicos tienen lxs telefonistas que reciben el primer contacto: “no es atención espiritual, es emocional. La atención tiene que ver con las emociones, con hacerlas sentir amadas. Somos muchas instituciones, una comunidad de fe, estamos acostumbrados a trabajar con personas en situación vulnerable. Las personas que atienden tienen experiencia en abrazar a personas vulnerables”.

Por último se le cuestionó sobre el acompañamiento a menores de edad que tomen contacto con la línea y sin dar demasiados detalles aseguró trabajar “en articulación con las instituciones del Estado que atienden esta problemática”; y respecto a la atención a “personas gestantes” para incluir a personas trans que atraviesen un embarazo vulnerable, Evelyn Rodriguez evitó enunciar ese término, “siempre acompañamos a una mujer vulnerable y lo que ella pida y permita” sentenció.

La línea telefónica 0800 333 1148, reconocida como “0800 pro vida” surgió en Marzo de este año cuando lxs militantes del pañuelo celeste con respaldo de instituciones religiosas consiguieron que Desarrollo Social de la Nación les otorgue un convenio de 1.300.000 pesos a la Fundación Vida en Familia para su funcionamiento. Luego el Ministerio dio marcha atrás con la medida cuando diversas organizaciones expusieron el desfinanciamiento del Instituto Nacional de las Mujeres, el Plan Acción contra las Violencias y el Plan ENIA.

Imagen del autor

Eric Martinez

ericmartinezeter@gmail.com